lunes, 2 de marzo de 2015

La experiencia de María

Hoy tenemos otra entrevista; esta vez a María de San Bartolome de la Torre, Huelva (España) de 24 años; es Au Pair en Irlanda actualmente. Esta es su segunda experiencia con este programa, pero, dejo que ella misma nos lo cuente.

- María, ¿cómo conociste la existencia del programa?



- Uy! Pues lo mio fue un poco casualidad. Yo era de las que estaba un poco negada a dejar mi tierra por algún tiempo, pero cuando terminé mis estudios en Sevilla, cuidad de la que sigo enamorada, también se me terminó el trabajo en la escuela infantil donde trabaja, por lo que tenía que tenia que decidir qué hacer con mi vida. Comencé a entregar curriculums en diversas empresas con la esperanza de encontrar algún trabajo relacionado con mis estudios, pero empezaron a pasar los días y los días y el teléfono no sonaba. Un día me levanté y tomé la decisión de que tenía que aprender inglés si quería intentar trabajar de lo mio. Gracias al apoyo y ánimo de mis más cercanos, decidí ponerme a buscar algún curso o voluntariado en el extranjero. Un familiar me comentó que una conocida de él estaba aprendiendo inglés en una familia como Au Pair, que me informase por Internet que igual me interesaba, así que un poco sin saber de que iba el tema me registré en la página de au pair world y comencé a contactar con algunas familias.

 - ¿Qué te impulsó a ser Au Pair?

- Sin dudarlo, la falta de inglés en mi curriculum.

- ¿Cómo fue tu proceso de búsqueda? ¿Fue por libre o por agencia?

- Intenté informarme del proceso a través de las agencias pero ambas veces las conseguí por libre. La primera vez en menos de quince días hice tres skypes y conseguí mi primera host family. La segunda me lo tomé con mas tranquilidad y no decidí hasta estar muy segura.

- ¿Cómo supiste que tu familia sería la familia elegida?

- Para mi primera experiencia fueron ellos los que decidieron sí querían que yo fuese su Au Pair, pues yo estaba dispuesta, al no conocer mucho sobre el tema, apenas propuse condiciones por mi parte.
En la segunda ocasión hice tres skypes, el primero con la antigua Au Pair, el segundo con la madre y el último con el padre. Me enviaron un correo que por su parte yo era la elegida, que si yo quería ser su próxima Au Pair. Me gustaron las condiciones y sobre todo me daba buena sensación que su anterior Au Pair llevaba mucho tiempo con ellos y se estaba preocupando por ayudarles a encontrar alguien que les agradara y con quien los pequeños estuvieran seguros.


- ¿Cómo fue tu primera experiencia?

- De mi primera experiencia podemos decir que no fue mala, pero tampoco la mejor. Vivía en el countryside, aunque yo era consciente antes de irme, ellos me dijeron que esto no sería un problema, pues dispondría de coche para uso personal, pero no fue cierto, al llegar a Irlanda, pasaron las primeras semanas y me comunicaron que no podría hacer uso del coche porque el seguro les saldría muy caro.
Pasaban los días y con el pequeño no había ningún tipo de problema, pero con la mayor las cosas no terminaban de funcionar por diversos motivos y circunstancias que no vienen al caso mencionar.
Conocí a las primeras Au Pairs, pero apenas podía hacer planes con ellas ya que yo trabajaba cuando la mamá estaba en casa y mi horario cada día era diferente, nunca podía hacer planes con antelación, ni programar nada, también tenia su parte positiva, pues como pasaba tanto tiempo con ellos mi inglés mejoró bastante, pero sentía como que había dejado toda mi vida a un lado y ahora dependía para todo de otras persona, era como si hubiese vuelto a mi adolescencia, hasta para ir a tomar un café con una amiga tenía que consultarlo antes, por lo que me agobiaba bastante el no tener mi propia libertad. Pero bueno, como he dicho antes, de toda experiencia se saca algo positivo, mi inglés mejoró y me dí cuenta que podía enfrentarme a situaciones que jamás hubiera imaginado.

- ¿Por qué decidiste repetir?

- Aunque mi experiencia no fue lo que yo esperaba, si es cierto que conseguí mejorar mi inglés, que ese era mi objetivo y pensándolo bien me planteaba, cada familia es un mundo, he conocido muchas Au Pairs y la gran mayoría están contentas con la experiencia, si esta vez no tuve suerte... quizás encuentre otra familia en la que verdaderamente me sienta una más y si las cosas no van bien... no pasa nada, siempre podré coger un vuelo y volver a casa. Y sobre todo por el ánimo de mi familia y de mi pareja a quienes desde aquí les agradezco que me apoyen con todo esto, porque me ayudaron abrir los ojos y a ver la necesidad de aprender un idioma y no dejar escapar alguna oferta de trabajo de lo mio por no tener inglés, pudiéndolo conseguir con unos meses de sacrificio y porque consiga trabajo o no después de lo mio, sin duda es una aventura que siempre quedará en mis recuerdos.

- ¿Cómo esta siendo tu segunda experiencia?

- A pasado poco tiempo desde comencé mi segunda experiencia, pero realmente me siento contenta y feliz de haberlo intentado de nuevo, de no tirar la toalla y quedarme con ese mal sabor de boca y de vivir la experiencia con unas condiciones coherentes por ambas partes como tengo en estos momentos. Aquí no me siento la chacha, ni simplemente la niñera. Al menos ellos intentan hacerme sentir como una más y eso cuando estás a tantos kms de casa se agradece más de lo que pueden imaginar. Me recuerda mucho a las dos familias a las que le cuidaba los niños por las tarde durante mis años de universitaria, para mí han sido y son parte de mi vida y siempre tendré buenos recuerdos de ellos, pues a la hora de jugar me podía poner a su altura, pero en el momento de ponernos serios me respetaban como a un adulto; había que obedecer y de alguna manera creo que ese es el trabajo de un Au Pair, ser una hermana para jugar con ellos, pero ser la mayor a la hora de cumplir ciertas obligaciones, son niños y necesitan normas para ser educados y sobre todo para enseñarlos a pensar.

- ¿Te gustaría añadir algo más?

- Pues no lo sé... solo decirle a todas aquellas personas que se están planteando lanzarse a esta aventura, que lo hagan, que hay muchas Au Pairs, que hasta que no estas aquí no sabes que es todo esto, que cada Au Pair tiene una experiencia diferente, porque cada familia y cada Au Pair es diferente, pero ¿por qué no intentarlo? Si va mal siempre puedes volver a casa y siempre sacarás algo bueno de la experiencia y si va bien... te alegrarás toda tu vida, porque quizás unos meses que piensas que van a ser sacrificados, pueden ser la clave para dar un cambio total a tu vida. Es una buena manera de conocer otro país, otras culturas y otro idioma.


María, te agradezco que hayas compartido tu experiencia y tus consejos, que seguro que nos ayudan a tod@s en nuestra aventura; creo que tu historia será un fuerte punto de apoyo a la hora de buscar familia y acordar las condiciones antes de partir, esto es muy importante chic@s; y recordad que si vuestra familia no es lo que esperáis habladlo con ellos, y si la situación persiste podéis buscar otra familia y cambiar, una vez en el Host Country es más fácil encontrar familia porque ellos no tiene que esperar que tu llegues allí y cuadrar un día y una hora de llegada en la que puedan ir a buscarte al aeropuerto, que no os de miedo cambiar de familia, es vuestra experiencia y debe ser inolvidable; además, pensad que vivir durante X meses o incluso un año conviviendo día a día con unas personas que no te hacen sentir bien y además lejos de casa es muy duro.

Te deseo lo mejor en Irlanda, María, me alegro mucho que esta vez seas una más en la familia, y espero noticias tuya ;)

Aprovecho para deciros que es de gran ayuda, cuando llegamos, conocer a otras Au Pairs que nos guíen un poco en nuestra nueva city y os cuenten cómo funcionan con sus Host Families para que sepáis qué esperar y que no, asique registraros en el directorio Au Pair del blog para conocer l@s Au Pairs que tenéis cerca, además también tenéis a disposición un chat y un foro donde poder compartir experiencias, opiniones y conocer gente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario