sábado, 14 de marzo de 2015

Primera despedida: Hasta dentro de un año M

Ayer: la primera despedida. Sí ya sé que aún me quedan 23 días, pero por diversas cuestiones (trabajo, compromisos... sí, sí es una chica muy atareada) de aquí a mi partida, M sólo podía quedar ayer conmigo para despedirnos.

Antes de comenzar la tarde, le di unos regalitos que he hecho para ella, para que se acuerde de mí cada día hasta que vuelva, y es que M y yo nos conocemos desde el colegio; es una de mis mejores amigas y hemos pasado por mucho juntas.
A ver qué os parece.


A M le encanta Winnie the Pooh, pero en España quitando algunos pijamas y camisetas o sudaderas, todo el merchandising es para niños, es decir, todo de plástico; así que decidí hacerle yo misma unos platos, una bandeja de cristal con las imágenes que veis y un joyero.

Después de la sorpresa fuimos a sacar las entradas para el cine (ex-machina, es rara, si queréis verla mejor en casa on-line, no te gastes el dinero por esta peli, al menos, esta es mi opinión) y a comprar guarrerias para el cine (chocolatinas, gusanitos y conos), pero... ¡nos quedan 2 horas para la sesión! ¿Qué hacemos? Pues entrar a ver zapatos y sentarnos a hacer lo que se nos da tan bien... ¡hablar!

Y de repente, M, saca algo enrollado de su bolso y algo en papel celofán "toma, es chiquitito para que lo puedas llevar contigo y no te ocupe mucho en la maleta" ¡qué ilú!

 

Un llavero hecho por ella con cola de ratón y una tarjeta-Whats App, ¡toma ya! Olé mi chica y su originalidad, no sé a vosotr@s pero a mí ¡me encanta la tarjeta! y por descontado ambas cosas vienen conmigo a Seattle, el llavero pues para llevar las llaves (qué capacidad de deducción ¿eh?) y la tarjeta para ponerla en mi habitación y sentir a M siempre conmigo.

Peli y charla, es la tarde por excelencia con M, ¡cómo voy a echar de menos nuestras charlas! :'( Y nada... así ha sido la primera despedida, y cómo somos chicas duras no hemos llorado jejeje, o más bien porque aún quedan 23 días y la marcha no es inmediata, no somos (o al menos yo) conscientes de que vamos a pasar todo un año sin vernos...

Madre mía, qué raro se me va a hacer no tener a M en mi vida; no es que estemos juntas todos los días, pues como he dicho al principio es una chica muy atareada, pero de vez en cuando sacamos tiempo para vernos, creo que nunca hemos estado todo un año separadas... M, te voy a echar mucho de menos. Por suerte existe Whats App que nos facilita la vida y mantendremos en contacto, pero aún así...


Te quiero, M.

Aún me quedan despedidas... os iré contando. ¿Cómo fueron las vuestras?

2 comentarios:

  1. Ohhhhhhhhhhhhhhhh :___________ qué post tan emotivo! Se respira cariño por los cuatro costados :). Tan buenos amigos no se encuentran en todas partes, será duro pero seguro que a la vuelta tenéis mil historias que contaros :D. Y el WhatsApp... qué decir de él, un regalo caído del cielo jajaja.

    Un beso!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí Ampelfrau, voy a echar de menos a mi loca atareada, ¿cómo fue para tí? ¿Sigues en contacto con los amigos de aquí?

      Eliminar