jueves, 21 de mayo de 2015

La experiencia de Tomeu

El otro día hablando con mi HD se sorprendió que le hablase de chico Au Pair. Pues sí los hay, y aquí tenemos un maravilloso ejemplo; pero dejo que os lo cuente él.

Mi nombre es Tomeu de nacionalidad española. Nací y crecí en Mallorca y actualmente estoy viviendo en un modesto pueblo de el sud-este de Inglaterra llamado Hadlow. Tengo veinte años. 

Debo hacer memoria para recordar como conocí el programa Au Pair. Un buen amigo de primaria y de la ESO me comentó en una conversación casual que se marchaba nueve meses a Irlanda a vivir en una granja con un matrimonio de una cierta edad. En aquel entonces ya había empezado a tener pensamientos de algún día no lejano irme al extranjero al ver como mi interés por la lengua inglesa había crecido desmesuradamente(hecho sorprendente teniendo en cuenta que siempre lo había odiado un poco). Este buen amigo me recomendó la página web donde se había topado con el éxito y así empezó mi aventura. Por aquel entonces no sabía nada o muy poco de la existencia de este programa, fue cuando empecé a investigar y leer ofertas de familias que descubrí tal programa. Solamente leyendo los perfiles y aquello que pedían las familias, se hizo claro en qué consistía.

En mi camino no todo fueron rosas ni mucho menos. Intenté todo lo posible para dar con una familia que se interesara en mí, incluso usé también otras páginas webs al ver como no encontraba oportunidades. Debe ser importante mencionar que por aquellas fechas había acabado bachillerato y pasado satisfactoriamente selectividad. En fín, en una página web y después de considerables intentos fallidos pareció que una familia se había interesado (con inexperiencia y unas ganas vehementes de encontrar algo, junto con un poco de desesperación por no haber encontrado todavía nada) caí en el anzuelo y resultó que no era más que una estafa (como aparentemente pasa tan frecuentemente en internet). Por suerte, no les salió bien y la estafa no se completó saliendo yo por tanto, victorioso. Este fue el punto culminante que me condujo a buscar y encontrar una agencia en Mallorca. 

Podríamos decir que fui un poco ingenuo al pensar que por mi cuenta y sin ayuda (tanto profesional como familiar) podría sacar esto adelante y triunfar. En conclusión, obtener los servicios de esta agencia fue el movimiento clave, estando muy agradecido siempre por su profesionalidad y terquedad con el objetivo de encontrar oportunidades ya que para un chico es extremadamente difícil encontrar una familia (sólo un 10 por ciento de familias quieren un chico) siendo este un porcentaje totalmente comprobado y que define perfectamente los handicaps que encontramos los chicos en este programa (las razones no creo que merezcan ser mencionadas en esta exposición ya que son considerables y muy diversas). 

El proceso fue frustrante por momentos por la falta de familias interesadas o por ofertas que no completaban mínimamente mis expectativas y deseos (siempre fue muy difícil rechazar una entrevista por la falta de las mismas) pero tener paciencia fue siempre el punto clave para el éxito. Inesperadamente una familia con un chico que padecía un retraso mental de 12 a 18 meses se interesó en mí, la entrevista tuvo lugar y todo salió bien, contratándome finalmente y yo sintiéndome muy motivado y satisfecho por mi perseverancia y valentía. Un hecho que debe ser mencionado por su peculiaridad es que ésta fue mi primera y última entrevista. Parecía que ambos habíamos encontrado lo que buscábamos. Por una parte, ellos porque creían que habían encontrado el perfil de persona en cuanto a carácter y personalidad que creían adecuado y mejor para el niño y por otra parte, yo al haber encontrado una familia que requería valentía personalidad e ilusión de lograr algo importante. 

Después de pasar seis meses con mi primera familia decidí que lo mejor para mí era volver a España y cambiar de aires. Simplemente sabía que mi aventura en Inglaterra no había terminado todavía. Me gusta el país, la lengua y el clima. La segunda vez todo resultó más fácil por el hecho de que al tener una cierta experiencia en el país y al haber vivido con una familia, mis posibilidades de encontrar otra se incrementaron considerablemente y me dieron por tanto, más puntos. 

Y aquí estoy, contento de haber vuelto. El período de adaptación esta segunda vez fue rapidísimo, la segunda semana ya me sentía totalmente adaptado. 

Ser Au Pair es algo que recomendaría siempre y cuando los niños te gusten hasta un cierto punto mínimo. Si este no es el caso, siempre recomendaría hacer algo diferente (hay diversidad de oportunidades). Esta oportunidad me parece que es única ya que no hace falta tener unos recursos económicos elevados para ello, por tanto, todo aquel que quiera vivir en otro país sin por ello sufrir demasiado económicamente, esta es sin duda una gran oportunidad. 

No daré más pistas de lo que esta experiencia me ha supuesto y todavía sigue haciéndolo (cada uno debe descubrirlo por sí mismo y a nivel personal). Sin duda ahora soy mejor persona de lo que era. Hay sufrimiento, alegría y infinidad de emociones que lo convierten en una aventura irrepetible.

Digo gracias y me quedo corta, una magnifica experiencia la de Tomeu y muy bien contada; te agradezco el tiempo que nos has dedicado; y espero de corazón que tu experiencia siga viento en popa; algo que no ha contado Tomeu es que... ¡se viene para acá! Sí, sí; en cuanto tenga el carnet de conducir se viene para Estados Unidos; muchísima suerte con eso; espero verte por aquí pronto.

¿Vosotros qué me decís? Os animáis.

4 comentarios:

  1. Hola Cris me paso por aquí y sigo tu blog ya que me parece muy interesante y me alegra saber que tu aventura este llendo muy bien :)

    Estaré pendiente de todo lo que publiques para seguir tu aventura y tener más ganas e ilusión para cuando empiece la mía!

    Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estoy muy emocionada por ti, la verdad que no te puedes imaginar lo que es esto hasta que lo vives; yo vivo en una montaña rusa de sensaciones y emociones; ya veras.
      Espero leerte pronto.

      ¡ Un abrazo !

      Eliminar
  2. Que bien,siempre es bien recibida escuchar historias de au pair y ver que los chicos también pueden disfrutarla.Gracias por contar tu historia y si fuera finalmente como au pair a EEUU sería genial conocernos todos :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La verdad que sí, es una gran experiencia y es una pena que no haya más chicos que se animen a vivirla.
      ¡Oye! si venís para acá avisadme y nos vemos, yo estaré encantada.

      ¡ Un abrazo !

      Eliminar